Project Description

22.30 Martes, Llegamos a la Alborada y nos sorprende no encontrar más gente en la barra, este es uno de esos restaurantes en los que piensan cuando quieres celebrar algo importante. Este local dista mucho de aquel que conocí en la Calle Lepanto, más moderno, mejor iluminación y mayor amplitud en barra, cualquier tiempo pasado fue peor que diría Punset. Comprobamos que pedir en barra, además de cercano,  es mucho más asequible para nuestros mermados bolsillos. Empezamos con un Ribera del Duero, un vino Arrocal que nos aconsejo el sumiller.♥♥♥♥♥

Espacio en barra para 15 comensales
Espacio en barra para 15 comensales

22.45 Tenemos una cruzada personal por encontrar la mejor croqueta y minihamburguesa de la ciudad y esta no iba a ser una excepción. Lcroqueta de gamba, presentaba un rebozado crujiente y buen sabor, pero no a la temperatura idónea.♥♥♥♥♥

croqueta de gambas

22.50 Es conocido que cuando es temporada, siempre ofrecen las mejores variedades de setas fruto de la formación catalana de David,  aunque no estaba en carta y su precio excedía al resto de platos, no dudamos en probar  la  Fusión de boletus,  muy jogosa y en su punto justo de cocción, sin artificios para realzar el sabor del ingrediente principal. ♥♥♥♥♥

boletus

22.55 Los platos aparecían a buen ritmo, pero en el fondo, eran una excusa para mantener la espera. Los raviolis rellenos de foie y salsa de trufa blanca es uno de esos platos que te embriagan momentáneamente, sensación que te vincula de por vida a un lugar y que cuando recuerdas a solas sonríes levemente, no voy a comentarlos porque prefiero que seas tú quien los valore.♥♥♥♥♥*

raviolis

23.05 Como os he comentado antes, en nuestra afán inagotable de encontrar la mejor minihamburguesa de la ciudad, probamos la Miniburguer bull con mayonesa de mostaza y parmesano con cebolla caramelizada, era de Angus y estaba realmente sabrosa, pero el exceso de cebolla camuflaba el sabor intenso de la ternera, como diría Chicote cuando un ingrediente tiene mucho más valor, el acompañamiento debe ensalzarlo. ♥♥♥♥♥

burguer

23.15 Llegamos al final, las raciones equilibradas nos dejan hueco para el postre, las tartaletas de turrón tienen el mismo sabor que las primeras que tomé en Murcia la de Guerma y el Restaurante Morales, pero su presentación circular la hace más ligera y apatecible, con la temperatura perfecta fue comer y cantar. ♥♥♥♥♥

tarta

Lo que + nos gustó: la calidez del local y espacio en barra/ Visibilidad de la cocina. Transmite transparencia y aporta confianza/ Rapidez en el servicio/ La variedad de platos en carta y el precio equilibrado.

Lo que – nos gustó: El precio del restaurante respecto la barra/ Escaso acompañamiento en muchos platos.

Siempre es un placer venir a la barra de la Alborada, pero seguro que hay platos que has probado y no conocemos. Comenta y si te ha gustado comparte!

Veredicto 4,3/5 ¿Y tú, qué opinas?