Llamados por la expectación que siempre levanta un evento como este, y el poder disfrutar de las creaciones del ganador de la mejor barra de pinchos 2011, Josean Merino, (Marmitaco y Perretxico), nos llevaron al Restaurante El Churra, a degustar en menú de barra que habían preparado para la ocasión, 3 tapas saladas, 1 dulce y una copa de vino tinto por sólo 15 euros. Empezamos con un Jumilla Casa Castillo del 2011 ♥♥♥♥♥

01

La primera tapa que nos sirvieron fue TURRON DE FOIE, con una mezcla de sabores muy agradables para nuestro paladares, un acierto la combinación de sabores como la del turrón, con el curry, yogur, piñones, hierbabuena y foie. Para mi, la joya de la corona de esta degustación ♥♥♥♥♥*

02

Después nos sirvieron un ARROZ MELOSO DE PERRETXICO, parecía más un risotto, no estaba muy potenciado el sabor, mejoraba al mezclarlo con el nabo y las setas ♥♥♥♥♥

03

Cuando nos dijeron, “Aquí tenéis PANCETA IBERICA CON CIGALA Y AIRE DE LIMÓN”, ¿panceta?, creo que ni en las barbacoas me las tomo, pero bueno vamos a probarla, y la verdad es que sorprende la delicadeza con la que entra gracias a la crema de calabaza que usa de guarnición ♥♥♥♥

04

La degustación eran 3 tapas, pero nos quedamos con ganas de probar una más y el camarero (del cual hablaré más adelante) nos sugirió PATO Y HUERTA, un delicioso bocado de pato bien hecho sobre una especie de tortita con manzana, guisantes y espuma de jengibre. La foto lo dice todo ♥♥♥♥

05

Llegamos al dulce, y de repente ves AGUACATE CON TIERRA DE CHOCOLATE, arriesgada seria la palabra, y más con un bizcocho de los que llamamos borrachos en su interior, el sabor es “curioso” como diría una chica que conozco bien, pero no termina de convencernos, sólo mejoraba al mezclarlo con un granito de sal gorda que te colocan para sujetar el aguacate ♥♥♥♥♥

06

Lo que + nos gusto: La combinación de sabores/ La elección del local / El trato del personal

Lo que – nos gusto: Que este tipo de eventos no se haga más a menudo.

Ahora quiero aprovechar para hacer una mención especial al gran camarero que nos sirvió y aconsejó, Antonio Molina, un crack de los que detrás de las barras quedan pocos, sin saber en ningún momento que nosotros íbamos a plasmar todo lo que probábamos veíamos y olíamos en esa barra, nos trató de 12 sobre 10 aquella noche, desde que nos colocó los cubiertos hasta la amable invitación a cava antes de levantarnos, tuvo una atención y un desparpajo de simpatía por el cual se merece este pequeño párrafo y mucho más, y a él va dedicado este post. ¡Sigue así crack! Por lo demás, ya hablaremos del local cuando vayamos a probar su cocina.

07

Comenta y si te ha gustado comparte!

Veredicto 3,75/5  

¿Qué te pareció a ti?

View Results

Loading ... Loading ...

http://www.gastrologos.com/